Se dispara la contaminación que provoca el bitcoin.

Noticias

El consumo eléctrico que requiere el minado de las criptomonedas es realmente abrumador para el uso tan reducido que tienen. El minado de bitcoin es un problema para el medio ambiente y su prohibición en países como China empeoro la situación. Desde hace años que se viene advirtiendo sobre lo poco sostenibles que son para el medio ambiente las criptomonedas.

China prohibió hace unos meses el minado de criptomonedas por distintos motivos. Debido a que, se escapaban de su control los problemas que ocasionaban en la red eléctrica, decidieron dar su negativa al uso de criptoactivos. Esto, provocó que las granjas de minado se desplacen a otros países, como Kazajistán. Recordando que el 44% de granjas a nivel mundial se encontraban en China.

“El uso de fuentes de energía renovables como la eólica, solar o hidroeléctrica en la red bitcoin se redujo de un promedio del 42 % en 2020 al 25 % en agosto de 2021”,

redactó en The New York Times

El problema con los países que no sean China, es que tienen un uso aún menor de fuentes renovables y el minado es mucho más contaminante, según se ha publicado en el estudio.

Estos datos son dados por la Universidad Técnica de Munich, ETH Zurich y el instituto Tecnológico de Massachusetts. Sin embargo, el estudio publicado también culpa a las granjas de minado situadas en Estados Unidos.

En Estados Unidos se han creado numerosas granjas de minado que también se abastecen de la industria del gas natural. En cambio, en Kasajistán se usan sobre todo combustibles fósiles como el carbón.

Aunque existan planes para que el bitcoin se produzca en un futuro con energías limpias, no parece haber solución a corto plazo. Todo esto apunta que en los próximos años aumentará aún más la contaminación por su minado.

Las conclusiones a las que llegó el estudio, son bastante demoledoras. Ahora las criptomonedas son mas contaminantes y se generan sobre 65 megatones de dióxido de carbono al año, cifra comparable a los desechos que elimina Grecia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.