Error que muchos cometen antes de operar con criptomonedas

Noticias

Para cualquiera que empieza a meterse de lleno en el mundo de las criptomonedas, es obligatorio saber que antes de operar con bitcoin tienes que evitar un error muy grave.

Actualmente, las criptomonedas se han normalizado hasta tal grado que parece que cualquiera puede hacerse con algunas de estas monedas virtuales y empezar a operar sin ningún tipo de problema. Sin embargo, las cosas no son tan fáciles pues, el operar con criptomonedas es una cuestión complicada de gestionar.

La seguridad ha de estar por encima de todo, es lo primero que hay que entender cuando se opera con monedas como el bitcoin. Esta seguridad implica tener que cambiar la actitud general al trabajar con criptomonedas. Porque en este tipo de operaciones todo puede significar una amenaza y, de hecho, en la mayoría de las situaciones lo es.

Lo que se debe busca al realizar un cambio de actitud es mantener un perfil bajo dentro de las criptomonedas. Es necesario, desconfiar de los desconocidos en internet que hacen promesas difíciles de cumplir e interactuar lo mínimo posible con otros usuarios. Puesto que, no hay una entidad que mantenga a raya a nadie en el mundo de las criptomonedas.

La responsabilidad de su billetera y de lo que se hace con ella es de cada uno de los usuarios. Los usuarios tendrán que enfrentarse a las consecuencias de sus actos y, sobre todo, a lo que pueda ocurrir si se cometen errores. Un ejemplo perfecto es lo que relata Louis Nel, en el hilo de Twitter cuenta cómo su amigo perdió 0.255 por una estafa.

Lamentablemente, en el mundo de las criptomonedas es completamente normal los robos, estafas y ataques cibernéticos. Lo que ha ocurrido tiene como protagonista a un usuario anónimo amigo de Louis Nel, su ordenador, su billetera de bitcoin y un exchange. Este usuario tenía su ordenador infectado por un virus que interceptaba los envíos de su dinero.

El usuario decidió enviar una cantidad de bitcoin a una cuenta y al hacerlo pensó que el dinero llegaría en algún momento. Lo que ocurrió es que al pasar las horas, el dinero no llegaba a la otra cuenta y, de hecho, nunca llegó. Tras ver que había un problema decidió comprobar el motivo de que el dinero hubiese desaparecido, pero sin llegar la otra persona.

Lo que encontró es que dentro de su ordenador había instalado un malware que se dedicaba a cambiar las direcciones de las billeteras para así enviar el dinero a otras cuentas. Es por ello que el dinero no llegó jamás, pero tampoco puede ser recuperado debido a la forma que tiene bitcoin de funcionar.

Por esto, antes de operar con bitcoin y otras criptomonedas lo principal es hacer envíos pequeños de Satoshis para evitar males mayores como perder algún bitcoin, además de comprobar si hay malware.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.